viernes, 26 de enero de 2007

21 LA NOVICIA OBEDIENTE REZA POR EL REY

...
Ajena a todo,
la Novicia Obediente
reza casta en su celda...
...
...pensando en su amor por el Rey.
...
Una gota de almizcle
exhala perfumes,
inunda la pieza
de aromas a niña mujer.
...

16 DIÁLOGOS:

Therese Bovary dijo...

(la doncella se emociona ante la imagen de esta joven novicia que ora de rodillas en actitud beatífica)

Reza, querida niña, novicia dulce, reza obedientemente, y pídele al señor que te saque al Rey de la cabeza, porque ese rey es mío.

Fíjate que además es muy viejo para ti, aunque es muy lindo este rey con sus ojitos bien azules y su pelito rubio, y tan buen porte, tan cariñoso y ardiente, ay qué digo, por Dios si de solo pensar en él me bajan arañas por todo el cuerpo...

Os decía, entonces, que si queréis pecar, fijaos bien, hay tantos otros mozos fermosos para vos...

¿Pero qué digo, niña?... si vois sois novicia, vuestro deber y obligación es consagraros a Dios Nuestro Señor, y no andar mirando en este tierra para los lados...

Escucha el consejo, te lo dice una experta en estas lides.

Therese Bovary dijo...

¿Cómo es posible que nadie haya venido por estos lados todavía?!!!

Me extraña, araña

el mago merlín dijo...

Mmmm... la Doncella, a punto de ser Reina, ha desarrrollado percepciones extrasensoriales... o ahora con su nuevo diplomado en Sicología lee mentes y corazones como los neuromantes y otros mantes el futuro, y los tarotistas de Marcella hacen que cada cual se vea en las cartas como un espejo?

Yo miro a la novicia y no veo más que una casta muchachita que barre y ora el aposento que será el fermento del futuro de este reino.

king lear dijo...

Calma, amada mía, Therese pronto de Lear, y todas las comarcas que se anexen a mis dominios. Os escuché hablar a la novicia, ¿pero qué decís, que la muchachita por mí se desvela?

(se acerca a la novicia que se a puesto roja como un jitomate y le acaricia, como rey o padre, la frente)

Ah, hija mía, vuestros ojos y pensamientos sólo deben estar con Dios y su corte celeste que rige los destinos todos, y no permitirá que de amores os contagiéis, y llegue el día solemne en que tomes vuestros votos.

(A la doncella Therese un tanto ansiosita)

Pronto este aposento se llenará de música, bailes, jabalíes, venados, trufas, y hasta sirenas invitadas, que por supuesto no pertenecesn al orden de las comidas suculentas, sino son prójimas de las profundidades..

un duende, los anteriores dijo...

jijijijiji...

(en puntillas se acerca amenazante a la novicia que ya ha dejado de orar y pasa el plumero por las gárgolas, para lo que tiene que empinarse ya que están a cierta altura, y las formas del cuerpo se le marcan en los hábitos)

jijijijijijijiji...

(finalmente se introdude bajo el hábito y la novicia da un salto, pero trata de calmarse y hace como si nada, suda, se pone más roja, pero sigue limpiando las gragolas)

La Novicia:

Haaaay...

Lear:

Ah, Doncella mía, por fin se celebrarán las bodas que ceñirá regia corona a vuestra fermosa testa, y por sortilegio de amor, a esta corte volverá la paz y se alejarán los portentos.

El duende:

jijijijijijijiii... slurp, slurp...

Therese Bovary dijo...

(la doncella ha despertado temprano y anda por el castillo cantando con su voz muy desafinada: olé, olé, olé, olé, olé, olé olé, olé, ole, a cantarle a la virgen con fe... Dios, te salve María, del Rocío Señora...)

¡Por fin ha llegado el día de la boda!
¡Tanto esperar!
Sin embargo, al final, no hay plazo que no se cumpla ni deduda que no se pague.

Therese Bovary dijo...

Veremos con qué humor anda el rey

Therese Bovary dijo...

No responde nada acerca del matrimonio... ¿No estará pensando en escaparse?

La Novicia Obediente dijo...

.
El cosquilleo en las piernas
la enloquece
de deseos de Rey.
.
Se levanta el hábito
y las naguas
y se encuentra un duende
que bebe sus ansias.
.
(al Duende)
.
Pero qué es esto?
.
(Duende)
.
Soy un duende
que busca su hogar
en esta flor virginal.
.
(Novicia)
.
Vos buscáis mi perjuicio…
Alejaos de mí
sucio bicho.
.
(Duende)
.
Ni sucio, ni bicho.
Y no perjudico.
.
Solo bebo
un sustento de Dioses
y mi labio y mi lengua
si bien acarician
no rompen.
.
Tened compasión
de este duende,
dadme albergue y sustento
y yo os he de ayudar
con vuestros asuntos,
brindaros consejo
y mitigar, un poco,
el cruel sufrimiento
que os producen
los males de amor
por el Rey.
.
(Novicia, mientras piensa y siente)
.
Pero no usareis
para beber de la rosa
otro instrumento
que la lengua y la boca?
.
…y por ninguna razón
os valeréis de manos o dedos
o de ningún otro miembro?
.
(El duende, sincero)
.
Por mi marmita
que tengo enterrada
os lo juro.
.
No habré yo de perjudicar
o de romperos
o de usar elementos
distintos de los permitidos
para habitar vuestro vestido.
.
Pero os pongo
Una única condición,
Que no intentéis atraparme
Para que os revele
El lugar donde guardo
Mi oro, mis piedras
Y otros tesoros.
.
¿Queda pactado el trato?
.
(Novicia)
.
Acepto.
Tenemos un pacto.
.
Pero habréis de cumplirlo
y respetar mi tesoro
que tan sólo a cristo
y el Rey pertenece
o perderéis vuestro oro.
.
(Duende y Novicia a dúo)
.
El pacto esta hecho.
.
El duende morará
entre los hábitos
de la casta novicia
y ella tendrá su consejo
y disfrutará
de cuidados discretos
que le alivien
las penas de amor
mientras aspira
al convento y suspira
soñando a su dueño.
.
.

La Novicia Obediente dijo...

.
.
Recuerda la mano del Rey
y cierra los ojos
mientras aspira el aroma
que le dejara en el pelo
llevándose al rostro
las caricias
del padre amoroso
que guardó en el cabello
.
Las palabras del Rey
la en dolores la embargan
por lo que en ellas virtió
.
y de placeres la colman
por el cálido tono
y los perturbadores acentos
.
.

king lear dijo...

Joven novicia os veo enrojecer y palidecer al mismo tiempo, que a mi ánimo regresan esos versos del italiano amor copiados por Garcilaso que dicen: "en tanto que de rosa y azucena se muestra la color en vuestro gesto"... y los cambios en vuestra mirada que al cielo y al rey contemplan, sigue el poeta en mi recuerdo, "y vustro mirar ardiente, honesto, enciende el corazón y lo refrena...". Cuidaos fermosa niña, que a Dios todos los ámbitos y rincones de tu cuerpo, y cada instante de tu pensamiento está destinado.

el duende dijo...

¡A dios! ¡Joder!. Que el pacto conmigo está sellado. slurp, slurp. Sólo un órgano y la casta ya es mía y poco a poco todo su dulce y casto cuerpo y....¡Alma!

un paje real dijo...

(En ese momento tañen las campanas en el reino llamando a la Boda real)

Bella cuidadora de gansos venid, venid, con vuestros más bellos vestidos y coronas de flores en vuestros cabellos ondulantes, así os lo pide el mismísimo Rey, si bien no en persona, por interpósita.

el paje, la novicia obediente, otros como el duende dijo...

La novicia (sonrojada)

¿Y yo puedo ir también, a ver el matrimonio de nuestro bello, perdón, magnánimo Rey.

El Paje (Alegre y sonriendo como en un afiche de Pepsodent)

Of course, my novicia nada de rebelde y siempre obediente como lo manda la película, venid, venid ya, vos no tenéis que cambiáros de ropa, ya que el hábito pronta a tomar estáis.

La novicia un tanto contrita.

Si, Paje. Lleváis razón.

El Duende

Jijijijijijijijjiji....

La plebe dijo...

(el pueblo)
Ya la gente está llegando ansiosa ¿Y la boda? ¿Qué pasa con la boda... ¿Qué estamos esperando?

(grita todo el pueblo, ya medio bebidos)
¡¡¡Queremos boda!!!!

un impaciente dijo...

¿Y a qué hora pasarán las bandejas?