lunes, 11 de diciembre de 2006

12 ESCENA EN EDICIÓN

SE ESTÁ EDITANDO ESTA ESCENA

15 DIÁLOGOS:

cordelia dijo...

.)

Triministra de la Corte dijo...

Con el poder que me confiere el sello real pido copiar el manuscrito del historiador en su cámara correspondiente. El Rey está enfermo y debemos esperar que la magia de Merlín opere sobre sus reales sesos izquierdo y derecho.

Triministra de la Corte dijo...

No puedo creerlo... tanta emergency... el Rey no me advirtió de estos peligros... además mis viejas amistades me persiguen exigiéndome cargos, poderes, regalías... oigo voces que salen de las paredes y me miedo. Un vocero de confianza me ha contado que la palabra fantasma suele llevar una pesada carga en su país y eso me hace oír cadenas chirriantes por todos lados que me persiguen para ahogarme. Y no encuentro mis espejos... esto debe ser obra de Merlín, ese viejo dictador de la magia..............al que yo...

el mago merlín dijo...

Histeria sólo veo rimiistra... ¿qué podrá redactar este viejo historiador?

el heraldo de aragón dijo...

ministra ¿que hay de lo mío?

Triministra de la Corte dijo...

No sé si estaré siendo presa de algún encantamiento de Merlín o de las palabras del Historiador, pero me estoy enamorando de la dama Therese. Sufro intensamente y ahora comprendo por qué es tan naturalista para sus cosas, qué he de hacer, no puedo entrar en rivalidades con Su Machistad, pero ella tiene un poder de seducción que enloquece... Pero qué hago estoy confesando mis secretos como una Therese cualquiera... ¿acaso soy therese?

Therese soy yo sí, me lo dice el corazón palpitante que tiene el ritmo de galope furioso de Therese...

Ay Therese, Y cómo va ese viejo loco a calmar tus ansias...
me desangro como esa rosa espinosa del perfil de Therese...

Triministra de la Corte dijo...

¡¡¡¡Bufónnnnnn!!!!!

¡¡¡¡Quiero hablar con alguien... dónde está el ama de llaves!!!!

therese dijo...

Muy dear kink Lear, deseo tanto que os recuperéis, porque estoy muriendo de amor por vos.

Dadme palabras de amor, vuestras palabras de amor, para sobrevivir mientras su magna cabeza se repone de múltiples y acaso devastadoras cirugías a ambos hemisferios.

Os declaro aquí, ante todos que os amo y os amaré hasta el fin de mis días.

Suya para siempre
Doncella Therese

Triministra de la Corte dijo...

Historiador ¡¡¡pssttt psttt!!!, os necesito. Venid a mi habitación... es la del fondo con dos gárgolas a los costados... luego...

Triministra de la Corte dijo...

Historiador ¿dónde estáis?

Caminan demasiado lento todos estos viejos marginales.

Tomad nota:
he descubierto al miserable caballero negro. Es un narcotraficante que tiene a todo el castillo en vilo. El infame me dio una pócima para Therese, según él era para calmar esa ansiedad y esas pesadillas que tiene con el hijo de Gepetto... ¡¡¡y era droga!!! ¡¡Bufón hay que salvar a Therese!!!

¡el alquimista, que venga el alquimista!

Todo el trabajo me toca a mí y ahora además me acosan sexualmente los políticos, me proponen encuentros deshonestos y yo la verdad..... lo único que acepto jugar es "siete y media"...

(Se arregla el torniquete de la cabeza)
Sigamos en orden lleven a la cámara de tortura a este sucio traficante malhablado...

Bufón dijo...

(Preocupado)


Señora mía
os noto contrariada
alguien osó ofenderos?

Porque quien os tiene de enemiga
tiene dos

Triministra de la Corte dijo...

Sí, mi querido Bufón, estos ancianos que concentran todo el poder y se mueven con tanta lentitud me fatigan, recordad que estoy con anemia.

Tal vez debo descansar, estos días sin Su Majestad me confunden. No confío en Merlín, pero el Rey lo considera su brazo derecho, qué hacer, y el pueblo a punto de derribar las puertas... estamos sobre un polvorín...

Buenas Noches. Apagad las luces, o Chilectra nos dejará en la ruina.

el historiador del reyno dijo...

¡Hay hija mía!, bella y desafortunadda amiga mía: escuchadme más como anciano que como Historiador, pero como tal también que veras cosas que os narraré: que ya iré a lo mío: la bella Therese de sublimes linajes proviene, tal por eso su encantadora hechicería: su negros y perlados ojos refulgen con amatistas brillos, y si te fijas con detención verás en sus pupilas la huella del oro, audaz y oculto invasor, que de Sicicilia y Reggio Calabria dejo su semilla. De ahí la verdad de las caderas de la Reyna, como lo dijo en una íntma epistola (pero no por eso menos interesante documento para consultar) nuestro buen y grande KIng Lear. Además, de Jaén y Andalucía tiene sangre también gitana, y de Grecia y Portugal. Por eso tiembla como una alondra en la ventisca cuando escuha los versos de Kavafis, y el mar y los solares rayos le conqistan la imaginación de soberana soñadora; y los fados de Amalia Rodriguez la llevan hacia las rutas de la "saudade". Como veis, no os dejeis seducir por tanta riqueza de sangres y tan noble, que por las venas corren torrentes de canto, mar, música, musas, poesía, dioses, templos y olivos. Es Therese, será la Reyna. En lugar de ella enamoraros, salvagurdadla para King, nuestra Machistad, ejem, perdón, Majestad. Beso vuestras mariposas eterna Triministra.

el corrector de pruebas real dijo...

donde dice "oro"

debe decir "moro"

el historiador del reino dijo...

Bella Muchchacha que tan alto cargo ostentais: el retrato de Therese ¿eso es lo que aquí publicaréis?, debe transcribirse desde "La bella Therese de sublimens linajes...hasta... "Es Therese, sera la Reyna". Dado que, hija mía y respetada y Trina Ministra no podemos ir ventilando por ahí que vos de ella estais medio enamorada de ella contra natura, turbado, claro, vuestro entendimiento por la maligna infusión que preparo el vil y negro caballero, y en tan deplorable estado tiene este Reyno.

Besa uestras mariposas,

Su siempre suyo

Historiador del Reyno


P.S. NO olvideis mi invitación a mi estudio, el vino añejo que tengo, el salame y un paté fois que me acaba de llegar desde la campiña francesa.