viernes, 5 de enero de 2007

19 LA DECISIVA ESCENA DEL CABALLERO NEGRO

[negro.jpg]
Aparece el caballero negro, majestuoso y terrorífico en su caballo azabache y en su lustrosa armadura más que la más negras de las noches, cuando hasta las brujas huyen a sus madrigueras de la oscuridad tan temida. El caballero negro, junto a Merlín y el Historiador del Reino, hace un esto pidiendo calma y silencio a la plebe y a Los cortesanos que curiosean, tímidos como todo cortesano, entre los leños ardiendo y algunos heridos a los pies del castillo Lear.

(Habla el caballero con voz reumbante tras el oscuro yelmo)

"Pueblo de este noble Reino y nuestro incomprendido Señor, he de hablaros para aclarar ciertos entuertos y dislates definitivos, que además darán Fe del porqué de mi prolongada ausencia. E mis palabras, son leales testigos Merlín, el Historiador que todo lo sabe, y la Doncella Therese que tiene un papel no menor en este cuento. Si dudáis, que ella misma es asegure que lo que digo es cierto bajo confesión de el Cardenala, ya que si ella alguna vez la cabeza se le conturba, es pía y si no fuera con sus himeneos con el vero Rey de Reyes, Lear, pintaría para Santa, a lo menos Beata. Pero basta de digresiones, para que vosotros, con vuestro designio, me déis contento y aplacad los males de este Castillo de Otranto.

Vivía yo feliz y casado en mi reino El Castillo de Azabache, que sobre unos acantilados de mármol negro brillaba hasta en las noches más oscuras y cuando las estrellas asomaban parecía un manto de ojos que lo admirasen. Así de bello era mi reino. Mi Reina, paciente y tejedora, cuán Penélope la de Odiseo, tejía mallas para mis caballeros y por las noches ensayaba melodías en el arpa: su nombre y no os esmayéis: La Reina Therese de Bobary y Borbón I . Pues bien, como la bonanza de Dios dádiva es magra, un maligno monje fue sorprendido en tropelías en el reino. ¡Horror! Violaba a todas las doncellas que iban a la confesión para hacer su primera comunión. Y vestidas con sus tules y organdí, el muy rufíán, el tercer sacramento mancillaba. Y los hímenes. Claro, es deber decirlo. Castigado fue encerrado en la mazmorra más profunda del azabache reino. Pero pactó con Lucifer, y éste le dio poderes de encantamientos. Fugóse como una nube, domeñó a lobos y murciélagos, confundió en su cuerpo los sexos y fue macho y hembra, de ahí su atildad nombre el e la Rosa. En venganza, raptó a la Reina Therese Bovary de Borbón I y se la llevó en un corcel negro, robado de los potros de mi propia cabalgadura y huyó con ella. Yo maldije a Dios y he aquí e resultado.


(Se saca el yelmo y aparece atroz cráneo mondo, con unos cabellos ensortijados y negros sacudidos por el viento que ahora sopla a barlovento con furia. Al fondo e las cuencas de la calavera, brillas dos ojos de carbón piedra iracundos. Se calza de nuevo el yelmo)
(Oooooooooooooooh , se siente a coro una exclamación)

Dios por mi locura momentánea y mi blasfema me ha castigado como al Holandés Errante o Melmoth el vagabundo. No podré descansar de esta indeseada inmortalidad hasta no hacer morder el polvo al fraile falso que se inventa blasones de caballería, cuando en s vida todo ha sido seducción y masacre de inocentes doncellas, como la misma Therese, que por llevar los genes de su abuela, cayó tan fácil en los burdos encantamientos del retórico de la Rosa.

Pues bien, aquí lo espero para singlar torneo. Que choquen nuestras lanzas, saquen chispas nuestros mazos y centellean nuestras espadas. Uno de los dos saldrá muerto y el otro liberado ascenderá al Cielo a la diestra de los Justos o descenderá a los abismos del averno. No sé cuál será mi Destino, pero el suyo sé que es el Infierno. Pero sabed: después de esta justa, ninguno de los dos, por la maldición que os cuento, quedará sobre la Tierra.

Por último y si el bribón escapa, que no me extrañaría: su poder no viene del falo, que tanto menta, como vos sabéis lo mentan los impotentes: ¿y las violaciones diréis? Pues imaginaos, como procedía el perverso, pero hay niños en el pueblo y esto me lo callo. El poder lo tiene en el culo, y de ahí le emanan esos gases de fétidos olores que tuercen los sesos y como ya sabemos que nuestro Rey Lar tiende a la ira tonante, claro, enloquece, y ahora, para no derramar más sangre, prefirió abdicar y renunciar generosamente a Reino y Reina. Triste historia que aquí espero llevar a su término, para que la narren completa los juglares, la incluyan en los folios los trovadores, y en los entremeses entretenga a los visitantes al teatro.

Todo lo dicho es vero y aquí espero al de la Rosa, erguido en mi corcel azabache, amas veladas en la catedral de Chartres, enhiestas y expectantes.

(Se oscurece el cielo: suena un trueno, brilla un relámpago, el negro corcel del negro caballero s encabrita, pero el Noble Oscuro Señor con mano diestra o domina... no los nobles ni la plebe respira)

32 DIÁLOGOS:

therese dijo...

Oh, my God!!!!
Esto sí que es fuerte... ¿Quién lo habría imaginado?
Ahora entiendo por qué el hombre ese de la rosa me producía espasmos: ¡Yo estaba condenada respondiendo desde los genes de mi abuela!

Sin embargo, en Meditación deberé intentar comprtnder por qué el Caballero Negro me producía mala espina, si amaba tanto a mi abuela.

¡Horror, horror, me voy a la oración del Angelus!
En el nombre del Padre..

(mientras se persigna, se aleja corriendo a la capilla...)

Una espectadora de la obra dijo...

¡Y ahora qué irá a pasar...!
Quiero saber los detalles del torneo entre estos caballeros que se buscan desde hace siglos para poder redimir sus culpas...

Oráculo chanta que no quiere ser chanta dijo...

Oh, Tragedia que se cierne sobre este reyno...
Algo me dice que hemos regresado a Tebas una vez más...

Oráculo chanta dijo...

¿Y quién es este oráculo que me anda suplantando?...

Una infanta de Aragón dijo...

Qué onda, loca, yo cacho que después del torneo va a haber la media ni que fiestecita, cactas.
Hay que ir a la cocina a conseguir más éptasis, acuérdate que se nos están agotando las reservas.
¿Ya te depilaste, sister?

La otra infanta de Aragón dijo...

¡Ya andái arriba de la pelota, por eso se nos acaba tan rápido el éptasis, éptasis, éptasis...!

Te aclaro, sister:
Primero: la que se tiene que depilar eres tú, yo nací sin pelos ni en la lengua, ya me conocís, loca.
Segundo: Si querís éptasis, ¿por qué no vai vos misma a la cocina, ah, que siempre me tenís que andar mandando, qué te creí que soy tu esclava o tu sirvienta.
Tercero: pal próximo carrete, yo elijo con quién primero y después te lo paso, ya me aburrí de que tú te los andís tirando primero porque después yo los recibo lacios, lacios, lacios, nada que ver con el bufón que lo anda trayendo tieso debajo de ese jubón que le dicen.
¿Te quedó claro?

grandchester dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
grandchester dijo...

(El Cardenala)

(Piensa)

"Dios Salve a Lear,
el remedio es peor
que la enfermedad."

(A Su Majestad)

El De la Rosa
ya estaba perdido.

Por mejor amante
o grande su poesía
y hagála sentir
lo que sintiere,
la Doncella
lo que quiere
es a vos, Buen Rey,
como marido.

(Lo piensa mejor)

“Si el pretendiente
no requiere que lo reten,
entonces al de negro
a otra cosa lo trajeron."

"Habrá nueva concesión
de drogas en el Reyno?"

(Espanta con la mano
el pensamiento)

(A la Triministra)

¿…Y que sabéis
de los vampiros?

La infanta de Aragón dijo...

¿No te estís poniendo rebelde, cabrita chica, mira que si no, te mando pal convento donde está la Therese, pa que te pongái a rezar un poquitito y te lavís la boca con agua bendita... Tenís que hacer hartas abluciones, ya sabís por qué te lo digo, loca.

Así es que ya sabís ya, ándate con cuidadito y parte al tiro pa la cocina a buscar el éptasis, ¿me oíste? ¿te quedó claro?

La otra infanta de Aragón dijo...

Chútale, llegó el Cardenala, mejor nos vamos, porque capacito que nos lleve a las dos de una oreja pal convento ese. Y vos saís hermanita que yo no aguanto el encierro ni por cinco minutos... ya, vámonos mejor.

El caballero de la ROSA dijo...

- heme aquí cabagliero preto..!!!


(DLR desciende de su cabalgadura y traza un círculo en el suelo con el sudor de su yegua alazana)



- acometed si éste es vuestro deseo, mas tened cautela de acercarcaos demasiado...


(DLR le presenta reverencia y se acomoda el semillero...)

Anónimo dijo...

Por suerte no tengo nada que ver aquí. Me esfumo presto antes de que despierte el rey.

Triministra de la Corte dijo...

(Abriéndose paso entre la muchedumbre)

El de la Rosa no es un caballero
como es posible
que en nuestro reyno
salude o amenace
con una mano en el semillero.

el caballero negro, críticos literarios dijo...

Ni círculos metíficos ni yeguas o marranas me amilanan, vil de la Rosa. ¡Siglos!, ¿he? ¿Diráis que fue puro azar o suerte el hallaros? Mas el motivo de este encuentro ya no corre, falsario monje, que con mi verdad a cuestas y nustro doble y mortal choque de mazos y lanzas, uno al Cielo, y el otro al Infierno, ireamos. Ya sea en llamas o en la armonía de las esferas, ambos descansaremos. Mas con una pequeño diferemcia.

(Su cabalgadura avanza lenta y amenazante hacia el círculo donde el vil de la Rosa espera al negro y noble caballero, que quizá que burda treta prepara para salir de este difícil trance...


(El crítico literario Real con tendencias decontructivistas a un periodista que escribe para "El Melculo" crónicas de lo que lee o ve, tal como lo lee o ve:

Te fijas amigo gacetillero, cómo el acotador ha tomado parte de los sucesos que definen la acción dramática, son un giro al cuadrado del Otro para el Mismo, según las concepcioes de Paul de Man, en relación a la pragmática lingüistica que permite que se produzca el (inter)cambio (dia)lógico que ejecuta finalmente una otra tensión entre los interlocutantes más bien de bricollage que de la ya superada Catársis aristotélica produciéndose el efecto (arista)télico donde la noción de arista porfora la superficie aparentemente tersa del discurso produciendo un desgarrón que dublica el efecto rizomático? ¡Genial!

El crítico gacetillero:

-Yo creo que acá hay hay sólo una escena plagiada de Tirant le Blanc, que se estirta demasiado para una lectura en la playa... ya sea en Zapallar o en La Serena.

Los cascos de su cabalgadura retumban y hacen estremecer todo el reyno Lear. Se produce un prolongado silencio, sólo interrumpido por el graznar de los buitres carroñeros que ya husmean la sangre y los relámpados, que de tanto en tanto, son la música de fondo de esta tensa espera.)

king lear dijo...

(Abre los brazos y despliega su imponente manto real escarlata, regalo personal que le hicieran en la corte de King Crimson y su voz atronadora espanta a las aves carroñeras y acalla hasta el mismo trueno del quieren ser dueños los poetas, desde románticos hasta los postdecadentes de la actual medievalidad líquida en los términos de Baumann)

(El crítico lierario decontructivista)

-Cada vez me gusta más este acotador tan atento a los pliegues del significante

(El crítico literario gacetillero)

-Pero, por favor, ¡cómo dilatan la acción con malabares retóricos!.

Lear: No sólo bulas, y un engaño que obnuviló mi mente por no entender en sus palabras, cuán dulce es el amor, y cuán vero, que Therese, la futura reino que en convento medita y ora, profesa hacia mi bullente corazón, pero sobre todo, mi deber es para con el pueblo que por mí clama y por las manifestaciones de apoyo a mi reinado, y de pura Machistad, borro con un simple gesto real mi disvurso de abdicación y...

(Merlín que está a la diestra de Lear le murmura algo al oído)

...cuya causa no fue ni indolencia ni miedo a los conflictos a los que día a día se ve en cuitas condenado un rey, ni que se me acabaran los Diazepam y retornase rauda la locura que malquista al seso, como sé que unos murmuradores de Palacio por las catacumbas andan injuriando a la Real honra (y sabed que delito para potro es injuriar al Rey) Todo fue treta para poner a prueba a todos vosoyros, comparsas de mi magna humanidad. Pero a todos agradezco, y más que nadie a la Trina dignataria y a su Chantidad el Cardenala que no tomaron posesión inmediata del Gobierno.

Viva el rey, Viva el Pueblo, larga y virtuopsa vida a mi Doncella Therese que apenas salga del Convento habrá boda y Reina y Heredero)

Anónimo dijo...

(Llora)

qué bonito habla el Rey... qué preparado es... cómo se nota la sangre azul... qué le vamos a hacer, hay que reconocer, al que le toca le toca...

el corrector de críticos decontructivistas y el crítico decontructivista del Reyno lear dijo...

¿Habra querido decir "duplicar", porque...

-Callad, ingorante y pervertidor de los textos de nuestro gremio de decontructivistas reales: es un nelogismo, "dublicar", que creó quien os fabla para hacer posible una relación diacrónica con la tensión refractante que se produce en el segundo momento del episodio del espejo lacaniano. Y a próposito: (al crítico gacetillero)¿notastéis que Lear habla de la Doncella Therese como "virtuopsa", es decir una suerte de jitanjáfora posmedieval por fundido cinético de la contradicción sicoanalíticamente no resuelta de la Doncella Therese, por la maldición de llamado de la Rosa, el mmonje perverso con claras remisones a la novela gótica del silo xviii, Petrus Borel y al Marqués de Sade, como eje posibilitador de la acción, en tanto heredera del virtuosismo de la abuela como de la voluptuosidad que se le adhiere a su devenir como un rizoma deleuziano, y que explica así su dinámica interlocutiva en esta Tragibricollage.

la plebe dijo...

-Pelea. Queremos pelea, Majestad, basta ya de chácharas y vamos a la sangre!

Vladimir Ilich:

-Sí vasta de retóricas y la praxis.

-Mocha, Mocha, mocha...

-El cerdo violado:

Hiiiiiiiiiiiiiiiiiicccccccc.

Ccocococococo....

-Negro caballero cortadle el pi.., perdón, el falo al de la Rosa, se anda puro tirando las partes!!!

-Que lo muestre, que lo muestre, que lo muestre!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

-Ya pú gil, amermelao de rosa mosqueta, muestra el aparato si sois tan cachondo y lo tenéis como borrico de molino!!!!

Infantas de Aragón: Sister , crazy, esto se está poniendo triple XXX. Me abochorno y humedezco.

-Cállate cochina. Mira que este es un momnento supremo y el participa nuestro amigo el Negro Caballero.

-¿De dónde tan cartucha? Ya fumémonos este yoin a falta de éptasis y esperemos la exhibición del de la Rosa. Igual está güeno, pero pa mí que es verdad lo que dice nuestro sociate, el Negro, que este es un cura pedófilo y capaz que se le queme el arroz también.

el caballero negro, la plebe dijo...

Sin avanzar un paso más su cabalgadura, el Caballero Negro con una rápida y azas violenta estocada de su lanza, cercena el pene del de la Rosa, aprovechando la malla utilizada en su armadura para ventilar las gónadas, y el ya tan mentado -por él mismo- falo del de la Rosa vuela raudo por sobre la plebe, que profiere un UUUUUUUUUUUUHHH y cae en la boca de una de las Infantas de Aragón que al ver el tremendo aparato volando como un misil por los aires, había quedado entre patidifusa y boquiabierta.

La Infanta.

Hugggggggggggg!!! AAGGGHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!

Mata7:

Ha por ella! ¡Que se ahoga, que se asfixia con el aparato del de la Rosa!!!!!!!!

La otra Infanta:

¡Hemanita, hermanita, no te murai loca, mira que con quién voy a carretiar y tomar éptasis y escuchar a Lou Reed!!! Ayuda, help, 911!!!!!

The Color Girld's Said:

Dudududduduú turutututututúuuuu!!!

Mata7: ¡Presto!: dejadme a mí.

Toma a la Infanta que está roja como un tomate, la acomoda entre sus muslos y la abraza con sus fuertes manos de campesino propinándole un feroz apretón en los pechos hacia el esternón. El pene del de la Rosa sale disparado nuevamente y cae a los pies de un tunante de la plebe.

El tunante:

¡Mirad! Jajajajajajj. Sí es de goma. Es de los que vende el Mercader que vino desde Venecia hace un año y abrió un Sex Shop acá a la vuelta, al lado de la zapatería de Alvaro Becerra Cencerro... jajajajajaja!!! Allá va presto el apareto del de la Rosa, a la chuña, a la chuña....

El falo de goma del de la Rosa es arrojado de mano en mano, pisoteado, pateado, blandido, hasta que llega a las patas de cerdo violado que de un tarascón se lo traga.

El cerdo violado:

-Hiiiiiiicccccccccccccc!!!!

La Plebe:

-Putas el weón chanta. De la Rosa chanta, mula, cagón.

¡Y mirad entre la armadura. Si tiene la pija de un infante de meses, pija corta, pija cagona!!!

Mata7:

Este es falo, bribón.

Se lo saca y lo mustra al de la Rosa, y de dos sacudidas hace que salte un chorro de semen que mancha de un líquido espeso y amarillento como engrudo la barroca armadura del de la Rosa.

La plebe toda.

A por el!!!!!!!!! Linchad al de la Rosa.

La Infanta de Aragón ex-atragantada.

-Ufff! ¡Qué bochorno, hermanita, morir asfixiada por... ¡un falo de goma! Guácala. Mi pobre gargantita...

La otra infanta:

-"Mi profunda gargantita", será pú. Si con el medio falo chanta con que os estabaís asfixiando... Oye, pero el Mata7 la lleva, ah? ¡Y esos músculos? ¡Y vistéis como eyacuba: un geigser!!!!


La plebe a Mata7:

Hereoe. Héeeeroeeeee!!!!!

Anónimo dijo...

Qué cerdo el chancho cochino

king lear dijo...

Deteneos, congelad la imagen y vamos por partes:

Negro y noble Caballero: habéis, con esa estocada que ha cercenado el alborotador falo del de la Rosa, comedido falta a la Ley de Caballería, por no esperar las normas y rituales que rigen a un torneo, pero os excuso, por ser el de la Rosa un falo falso, de vil latex sintético.

(Al de la Rosa)

Y vos: cubríos esa verguenza doble que os apenas se vislumbra entre las mallas de vustra indigna armadura. ¡Y mantened los modales! Acá hay damas y doncellas, aunque vos, don Juan, no mostreís ningún respeto por ellas, sólo el vil desprecio del libertino, misógino y vil. Este es mi Reyno y os exijo compostura. Melín os ha caducado cualquier treta de negra magia, con la suya, blanca y mis mil arqueros os tienen en la mira.

Triministra: no os preocupéis: este bribón y huesped descomedido, tan mal escogido como invitado en mi Reyno, ya no se andará sobajeando más su semillero, aunque, ¿cabrá en esa microsópica pija un grano de arroz siquiera?. Después de la justa con el Caballero Negro al cielo o al infierno se hundirá. Y claro es ya su destino. Y si sobrevive por Milagro sedrá, ipo facto, desterrado del Castllo Lear. Ya sus aposento han sido clausurados.

A El Cardenala:

Querido amigo y Exelencia: justas han sido vuestras palabras y sabias; pero la vida sorpresas nos depara, tanto como en sueño y en el teatro, tal como Calderón, el de la Barca, decía; mirad ha llegado el de la Rosa y al Negro Caballero espera amenazante y fanfarrón. Ahora imagino un tanto conturbado con este malhadado asuntillo del pene falso. Peo me preocuopa la justa. Debe ser con ritos y blasones y en lugar para ella señalado. Lo más grave: el de la Rosa no ha velado armas ni por Rey alguno caballero declarado. El hombre pierde poderes y esa condición le está denegada por otra via falaz. Además debe mortales pecados a Dios o sea a la Iglesia, y finalmente a vos. El punto es: ¿lo armo caballero, al rufián, para que el Negro Héroe y ofendido varón, cuenta de él dé? Creo que el Caballero Negro tiene derecho a una justa digna de su odio y merece la venganza que plugue. Presto. Id a la cámara de la Consejería Real. Debemos esto tratar ya, y no poedemos sin acuerdo de los dos Magnos Poderes que ambos representamos.

(Se acerca a el Cardenala y le murmura al oído)

Tengo aún diez botellas de oporto sin descorchar y ostras a la parmesana que acabo de pedír para la ocasión a la Cocinera Socialdemócrata, usted sabe, Santidad, mejor prevenir...

(Alza la voz)

Los otros menesteres que debemos sanjar, los dejaremos para después de la justa entre el Caballero Negro y el de la Rosa. ¿os parece?. Pero respondedme en la Consejería Real, que acá hay mucho alboroto.

Al anónimo:

Gracias anónimo, unas palabras de aliento siempre por un Rey, aunque anónimas, bienvenidas serán, si son sinceras.

El caballero de la ROSA dijo...

(DLR se sacude la sangre y asusa el pequeño jirón de carne que le han dejado por miembro)


exclamando la palabra secreta y sacando de la alforja su preciado tesoro, dice a continuación:


- Ahora vereís espectro de las tinieblas..!!!


(momentos antes, y luego de sacarla de su escondite, rozó su entrepierna con la copa sagrada y le volvió a crecer el ariete con más fuerza y corteza que antes...

el caballero negro, de espaldas a DLR, se aprestaba a girar su cabalgadura para acometer su segunda andanada...


el árbol de carne, que ahora pendía de la pelvis de DLR, crecía a cada segundo, llenando de fragancias y de frutos el palacio, "comida y bebida asegurada por décadas para la plebe, una bendición para el Reyno", dijo uno de los presentes, al ver como le corría la savia al oscuro y venoso tronco...

el caballero negro giró y se encontró con el glande de DLR en la cara, a tres centímetros. Su cara lo dijo todo; se enamoró de la sonrisa que le presentaba aquella tersa y rosácea cúpula...

en éxtasis, se cayeron de sus manos el escudo y la lanza primero, y el resto de sus armas comenzaron a derretirse en sus vainas; mientras más arriba, a su mirada la envolvía el calor que despedía la carne que se estiraba frente a sus ojos; luego la hendija se abrió y la cabeza del jinete negro quedó atrapada dentro de las faloides gemelares...

Ahi abrió los ojos y sólo pudo atisbar un vapor magenta que se venía hacia él como un torrente demoledor, llenando, ahogando y expandiéndolo en todas direcciones. Al cabo dejó de respirar y su cuerpo abandonó las vestiduras que lo cobijaban.

Al otro lado, DLR sudaba como un lebrel y en su rostro la mueca de placer se impregnó para siempre, qudando como vestigio una leve arruga plateada, con nuevos y secretos poderes...


...posando sus rodillas en la tierra, con una mano al suelo y la otra al cielo susurró:


- El placer no tiene género


La multitud cayó en trance y el eco de esta frase remeció los cimientos del castillo, como una oleada de fuego. A su paso las gentes, los animales y las plantas, fornicaban unos con otros sin distingo de clase, especie, condición o naturaleza...

Anónimo dijo...

oooooooooooooohhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!ooooooooooooooooooooooooooooooooohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

el mago merlin dijo...

(moviendo negativamente la cabeza)

Mirad como desvaría el de la Rosa. Bueno, así sumido en su sueño de fluidos espermáticos y de orquídeas, loco de remate por haber sido descubierto, crea un mundo para sí mismo dentro de su mente. Cree que puede dominar a la plebe y al Negro Caballero en sus ensoñaciones. Lamentablemente, Negro Caballero, mientras este que desvaría con falos no recupere la cordura no podrá haber justa como corrresponde, sus normas y dignidades, con las autoridades y los veros integrantes de este Castillo Así non se vale: ya lo había dicho Lear: este de la Rosa en su omniscencia delirante no tiene vuelta y es mal invitado. Pobre hombre, o el Infierno o la locura.

king lear dijo...

Bueno, ponedle la camisa de fuerza y expulsadlo del reyno. Y yo, por vos Caballero Negro lo siento. Un tipejo que no sabe de caballerías ni de reglas, no podía llegar a una justa como las normas lo prescriben. Y como es poeta, dicen, desvaría con sus florilegios como si veros fueran. El su mundo arma en la cabeza, pero no hay poder, ni el mío, que pueda arreglar solo las cosas a mi amaño. Ah, mozalbete a de ser y dejémoslo en su coto alucinado. Fuera con él. Cardenala y Trimninistra: necesiton presto firmad el edicto de exilio. Y ahora, vayamos a por el Nosferato y el si deletéreo Dionisos.

la plebe dijo...

-¿No va a haber justa?

-Y que hacemos con los pollos, los cerdos, el pipeño y los choricillos que habíamos traído.

-Devualvan la entrada, mamones.

-Joder, rayó el de la Rosa-

-Se le calleron los pétalos del seso.

-Pa mí que a este se llo afilaron cuando mozalvete, si se anda puro tocando y hablando del pico.

-Ostias, el marrano. Nos ha dejado sin justas y el muy tunante desvaría como si a nosotros nos gistara su aparato... de gatao!!!!

-jajajjajajajajaja!!!

Las infantas de Aragón:

-A mi me da un poquitín de pena...

-Casi te ahogaste con el consolador del muy rifián... si yo digos que a los de pirula chica al manicomio han de dar.

un valiente dijo...

Como me ha dicho siempre la doncella Therese: Lo cortés no quita lo caliente...

El corifeo dijo...

...pero aquí en el reyno
ya no están quedando reglas
ni de cortesía
ni de caballería
ni las de las damas
que han sido todas violadas

grandchester dijo...

(Aparece un pederasta)

Violaciones? En masa?

king lear dijo...

Sólo balbuceos de un demente que sueña convertirse en falo, un fraile que violó niños y doncellas en masa y pactó con el Diablo. Pero hasta los pactos con el Demonio caducan y sólo queda el tiempo vano, el ruido y la furio, las descabelladas visiones de la demencia. Yo lo viví y os lo digo, es algo que no doy a mi peor y más brutal enemigo: ese pobre bulto ahí tirado, magullado y manchado de esputos y semen de la plebe, ahí alucinando y temblando como con deliriums tremens, fue un malvado y ahora, loco, se cree falo. No os riáis, sólo hay que pedir que le sigan la corriente como a todos los locos que siempre se arriman a los castillos. Y este por el pacto con el diablo no puede morir sino a manos del Caballero Negro, que se niega a matarlo si no es en vera y leal justa, donde el veredicto sea por jurado y unánime y con la Muerte misma en el estrado. Será su castigo: demencia eterna. Sólo hay que tratar que los niños no le den patadas ni piedrazos y tal vez, con la ayuda de el Cardenala o la Trina mandataria, encontremos una solución a un mal menor, pero mal al fin. Y ahora, idos pederasta, idos a vuestra cueva o casa, entes de que mande a encerrar a una mazmorra.

(El pederasta corre, despavorido, fuera del alcance de las manos del Rey)

therese dijo...

Oh, mi buen Rey, bello amado mío, ya ha concluido mi retiro espiritual y vengo a saludaros.

Os espero ansiosa esta noche en mi recámara, para haceros algunos masajes en vuestros cansados hombros que cargan todo el peso de este Reyno. De paso puedo haceros otros masajitos que habrán de gustaros mucho... lo sé

La que os ama más
Su Therese

King Lear dijo...

Oh, Therese, cómo habéis visto han ocurrido muchas cosas durante vuestro retiro, así que esos masajitos los necesito con premura. Os amo y mi cuerpo y mi alma deposito desnudas a vuestros pies santificados